Indra compra Afterbanks

Delvy asesora de Afterbanks en la venta de la sociedad a Indra

Afterbanks, una startup española dedicada a la tecnología de la agregación bancaria en tiempo real, ha sido comprada por Indra, una de las empresas líderes mundiales en tecnología y consultoría. Ha sido una adquisición que permitirá mejorar la estrategia de ambas compañías para que sus clientes cuenten con las mejores funcionalidades dentro del entorno de la banca abierta bajo la directiva de pagos europea PSD2 (Revised Directive on Payment Services 2).

Dicha transacción se ha llevado a cabo exitosamente, habiendo contado Afterbanks con el asesoramiento legal, fiscal y financiero de Delvy Law & Finance.

Sobre Afterbanks

La startup, liderada por David y María Pilar Lozano, ofrece un innovador producto tecnológico que permite a los usuarios (tanto a particulares como a empresas), mediante una única plataforma digital, conectar y administrar todas sus cuentas bancarias sin la necesidad de tener que acceder a las aplicaciones o espacios proporcionados por las entidades bancarias. Del mismo modo, permite consultar directamente sus movimientos y facturación desde un mismo lugar e, incluso, ver las notificaciones de las transacciones que se hayan sucedido.

La ventaja competitiva del producto de Afterbanks es que al tener todas las cuentas y movimientos bancarios agrupados en un mismo lugar, simplifica los procesos con los bancos y, no menos importante, posibilita un gran ahorro de tiempo a sus usuarios.

Sobre Indra

Por otro lado, Indra es una de las principales empresas a nivel global de tecnología y consultoría, así como líder en consultoría de transformación digital y tecnologías de la información en España y América Latina a través de su filial Minsait.

Como anteriormente mencionado, con la compra de Afterbanks, ambas compañías podrán ofrecer mejores soluciones a sus clientes. Tales como herramientas de agregación financiera, análisis de inversión y herramientas para ayudar a las personas a administrar mejor sus finanzas.

Después de su adquisición, Afterbanks conservará su marca y operaciones habituales, por lo que sus servicios, equipos y tecnología continuarán funcionando de la misma forma que lo ha hecho hasta ahora.