Modelo pacto de socios

¿Qué es una cláusula antidilución?

Hablamos de dilución para referirnos a la reducción del porcentaje de participación en el capital social de una compañía como consecuencia de una ampliación de capital.

Ejemplo de dilución

En cualquier inversión, la dilución es una figura de gran preocupación para los socios emprendedores, ya que reduce el porcentaje de participación de los socios en el capital de la sociedad.

Las cláusulas antidilución evitan que esto ocurra mediante el ajuste del precio de conversión entre participaciones preferentes y participaciones comunes.

A modo de ejemplo, supongamos que un socio posee 200.000 participaciones de una compañía con 1.000.000 participaciones en circulación. El precio por participación es de 5€, lo que significa que el socio tiene una participación de 1.000.000€ en una empresa valorada en 5.000.000€. En ese caso, el socio posee el 20% de la compañía.

Por otro lado, supongamos que la compañía cierra una nueva ronda de inversión y emite 1.000.000 participaciones más, elevando el total de participaciones pendientes a 2.000.000. Ahora, con el mismo precio de 5€ por participación, el socio posee una participación de 1.000.000€ en una compañía valorada en 10.000.000€. Al instante, la participación del socio se ha diluido al 10%.

En este caso, el socio seguiría teniendo 200.000 participaciones pero con la ampliación de capital perdería un 50% de su participación en el capital social.

Mecanismos para evitar la dilución

Un mecanismo legal que pretende evitar los efectos de la “dilución” es el “derecho de asunción preferente” o “derecho de adquisición preferente” de las nuevas participaciones, reconocido en el artículo 304 de la Ley de Sociedades de Capital (LSC) en favor de los socios que conforman la sociedad en ese momento.

Mediante este mecanismo, el día del anuncio de la ampliación de capital, cada socio recibirá un derecho que le permitirá suscribir de manera preferente al resto, las nuevas participaciones derivadas de la ampliación de capital y mantener así el porcentaje de participación en el capital social.

Art. 304.1. LSC: En los aumentos de capital social con emisión de nuevas participaciones sociales o de nuevas acciones, ordinarias o privilegiadas, con cargo a aportaciones dinerarias, cada socio tendrá derecho a asumir un número de participaciones sociales o de suscribir un número de acciones proporcional al valor nominal de las que posea. 

Sin embargo, este no es el único mecanismo que podemos utilizar para evitar el temido efecto de la dilución. Hoy os queremos hablar de la famosa cláusula antidilución, una estipulación que acostumbran a exigir los socios inversores y que tiende a preocupar a los socios emprendedores tras la ampliación de capital.

A lo largo de este post trataremos de explicar en qué consiste una cláusula antidilución y cómo configurarla en un pacto de socios.

Pero ¿Qué es una cláusula antidilución?

La cláusula antidilución se refiere a un pacto societario que protege al inversor frente a una ampliación de capital en la que la valoración sea inferior a la que recibió cuando éste entró a formar parte del capital. Concretamente se garantizará que las futuras ampliaciones de capital no sean inferiores a la valoración de las rondas anteriores en las que los inversores han entrado.

En ese caso, si la sociedad emite participaciones sociales con una valoración inferior a la suscrita por el socio inversor, éste podrá ejercer su derecho a la emisión de nuevas participaciones para compensar la pérdida de valor o reestructurar el capital ajustándolo a lo que el inversor debería haber recibido en un inicio.

¿Conviene tener una cláusula antidilución?

Como emprendedor, generalmente no nos conviene la inclusión de una cláusula antidilución. Por ello es conveniente negociar y consensuar junto con los inversores la valoración de la ronda de financiación, pues generalmente el motivo por el que se incluyen este tipo de cláusulas es la desconfianza en la valoración de su operación.

¿Cómo redactar una cláusula antidilución?

Por regla general encontraremos una cláusula antidilución redactada de la siguiente manera:

“En caso de que la sociedad realice una nueva emisión de participaciones a un precio por participación (incluida prima de emisión) inferior a las suscritas por los inversores, éste tendrá derecho a la emisión de nuevas participaciones que compensen el efecto de la ampliación”.

¿Qué tipos de cláusula antidilución podemos encontrar?

Los dos tipos comunes de cláusulas antidilución que podemos encontrar se conocen como «full ratchet» y «weighted average».

Con una provisión full ratchet, el precio de conversión de las participaciones preferentes existentes se ajusta al precio al que se emiten las nuevas participaciones en rondas posteriores.

La provisión “Weighted average” es esencialmente un promedio ponderado entre la valoración original de la empresa y la nueva valoración, es decir, ajusta la valoración de las participaciones preferentes a las participaciones ordinarias teniendo en cuenta la inversión inicial, el precio por participación en ese momento, la inversión actual de la nueva ronda y el precio por participación en este momento.

NOTA: Recuerda, si estás en negociaciones de una ronda de inversión y necesitas asesoramiento legal o fiscal contacta con nuestros abogados en [email protected]