Manifestaciones y garantías en acuerdos de inversión

En contratos de compraventa de empresas u otras operaciones de fusión o adquisición, es común incluir cláusulas de Manifestaciones y Garantías, conocidas por su término en inglés Representations and Warranties (Reps and Warranties, en su forma abreviada).

Las cláusulas de Manifestaciones y Garantías tienen como objeto dejar constancia en el contrato que regula determinada operación acerca de ciertas situaciones que una de las partes confirma como verdaderas y que garantizan a la parte contraria que responderán económicamente por el incumplimiento o inexactitud de dichas situaciones afirmadas.

En el presente artículo hablaremos de la inclusión de esta cláusula en un Pacto de Socios o Acuerdos de Inversión, especialmente cuando esta cláusula es introducida a petición de inversores que quieren tener cierta protección y garantías sobre la situación actual de la empresa en la cual están apostando.

Reps and Warranties

Esta cláusula es un derivado del sistema jurídico anglosajón (Reps and Warranties) y en el contexto de una ronda de financiación de una startup tiene como objetivo garantizar a los inversores que la empresa se encuentra en una situación solvente, sana y no existen riesgos conocidos por los fundadores o socios actuales que puedan hacer que el valor de la empresa baje considerablemente.

La idoneidad de incluir o no este tipo de cláusula en el Pacto de Socios, tendrá relación con el hecho de que el inversor haya realizado una due dilligence (auditoría fiscal y legal de la empresa). En caso que el Inversor no haya realizado una due dilligence de la startup, tendrá sentido que exija una serie de manifestaciones y garantías amplias por parte del equipo emprendedor en relación a la situación presente de la empresa. No obstante, en caso que realice la due dilligence las manifestaciones y garantías serán menores o incluirán situaciones que no se hayan podido revisar de primera mano en la auditoría realizada por el inversor.

A continuación detallamos algunas Manifestaciones y Garantías más comunes que un inversor podría exigir incluir en el Pacto de Socios:

  • Que los estados financieros presentados por el equipo emprendedor son correctos y reflejan la situación económica real de la empresa.
  • Que la empresa se encuentra al corriente con sus obligaciones fiscales, administrativas y laborales.
  • Que el capital social de la empresa es exactamente como se refleja en el Pacto de Socios, que no existen otros pactos ni obligaciones entre los socios no informados al inversor.
  • Que la empresa se encuentra al corriente con sus obligaciones legales sobre protección de datos y cumple con las obligaciones derivadas de su ámbito de actuación.
  • Que la empresa es titular de la marca con la que opera en el mercado y es titular de cualquier otra propiedad intelectual o cuenta con las licencias correspondientes.
  • Que no existen procesos administrativos o judiciales abiertos o inminentes en contra de la empresa.

Dependiendo del tipo de empresa y operación que se esté realizando se incluirán unas u otras manifestaciones y garantías detallando a fondo cada una de ellas. Tal como lo comentábamos anteriormente, la falta de veracidad o inexactitud de cualquier declaración realizada por los socios en esta cláusula deberá tener unas consecuencias, las cuales pueden ir desde una compensación económica al inversor en forma de indemnización hasta incluso una revisión de la valoración de la startup.

Nuestra recomendación es que se analice en el momento de negociar con el inversor la necesidad o no de incluir en el Acuerdo de Inversión determinadas Manifestaciones y Garantías, según se haya realizado o no una due dilligence. Y, sobre todo, los socios emprendedores, quienes usualmente son los que se comprometen frente a los demás socios y la sociedad, deben buscar asesoramiento profesional para que puedan negociar la operación con las herramientas necesarias y entender claramente la importancia de esta cláusula y las consecuencias de su incumplimiento.