inversión extranjera startup

Inversión extranjera en Startups

Últimamente hemos visto, con mucho agrado, varias operaciones de financiación en las cuales startups españolas han recibido financiación de empresas extranjeras, ya sea proveniente de fondos privados o inversores particulares extranjeros que han apostado por el talento español.

Muchos emprendedores nos preguntan si existe impedimento en recibir financiación del exterior o si el proceso de formalizar esta inversión es muy complicado. El objeto del presente artículo es plantear de forma clara cuáles son los pasos a seguir por parte de la empresa extranjera que quiera invertir en una startup nacional o constituir su propia filial, por tanto, convirtiéndose en un socio de una sociedad española.

No existe ningún impedimento legal para que una sociedad extranjera sea socio de una sociedad española. No obstante, antes de proceder a la constitución de una sociedad o adquirir acciones o participaciones de una empresa, la compañía extranjera deberá realizar unos trámites previos.

A continuación señalamos qué trámites deben realizarse y los pasos a seguir para que una sociedad extranjera se convierta en socio de una startup española:

1.- Obtener NIF español

El primer paso consiste en que la compañía extranjera obtenga un número de identificación fiscal (NIF) español. Este número será entregado por la Agencia Tributaria para lo cual un representante de la sociedad extranjera deberá obtener la siguiente documentación:

a)     Certificado de existencia de la sociedad extranjera:

Será necesario obtener un documento que acredite la existencia de la sociedad extranjera debidamente apostillado y con traducción jurada al castellano.

Este documento puede ser la escritura de constitución de la sociedad extranjera y los estatutos de la entidad inscritos en algún registro oficial del país de origen; o también puede ser una certificación de un notario o de una autoridad fiscal que acredite la existencia de la sociedad, también apostillado y con traducción jurada al castellano.

b)     Poder de representación:

Además del certificado arriba mencionado, será necesario que la sociedad extranjera otorgue un poder de representación, con las siguientes características:

-El poder deberá ser otorgado a una persona con NIE o DNI (se deberá identificar a esta persona con su nombre completo, dirección de residencia, NIE o DNI);

-Deberá indicar expresamente que se autoriza a esta persona a solicitar el NIF español de la sociedad extranjera ante los organismos públicos españoles;

-Deberá indicar un domicilio a efectos de notificaciones;

-Deberá indicar expresamente que se autoriza a esta persona a realizar una inversión indicando las características de la misma o en su caso autorizando a constituir en representación de la sociedad extranjera una sociedad ante notario español.

-En el caso que se vaya a constituir una filial, deberá indicar que se autoriza a esta persona para nombrar, en representación de la sociedad extranjera, al administrador de la sociedad española.

Este Poder de Representación deberá ser otorgado ante un notario del país de origen de la compañía extranjera y deberá legalizarse con apostilla y contar con traducción jurada al castellano.

2.- Adquirir la condición de Socio

Una vez obtenido el NIF español, la persona con la representación debidamente acreditada mediante el poder antes mencionado, podrá, en nombre y representación de la sociedad extranjera, ya sea constituir una filial ante Notario español, o formalizar la inversión en una startup española, adquiriendo participaciones de esta empresa, ya sea mediante una compraventa de participaciones o ampliación de capital.

3.- Declarar la Inversión Extranjera

Finalmente al cerrar la operación se deberá cumplimentar y presentar el Modelo D1A relativo a la declaración de inversión extranjera, el cual es un documento informativo sobre el tipo y características de la inversión extranjera en España.

En conclusión, el proceso antes mencionado es sencillo.  No obstante es necesario tener en cuenta los diferentes periodos de tiempo que necesitaremos para obtener los documentos mencionados y realizar los distintos trámites correspondientes. Nuestra recomendación es que tanto la startup que prevea recibir financiación, como la empresa extranjera que prevea invertir en España, se pongan en contacto con un  abogado para coordinar todo el proceso y garantizar que los documentos obtenidos en el extranjero sean válidos en España.