Cómo puede ayudar un inversor a una Startup

Una buena base para comenzar cualquier negocio es partir de unas premisas sencillas pero que es fundamental no olvidar.

Un emprendedor tiene que tener claro que él siempre será quien más sepa sobre su idea de negocio, pero no podemos decir lo mismo sobre la gestión del mismo. En numerosas ocasiones el emprendedor desconoce este punto puesto que no siempre ha tenido experiencia en el sector de los negocios.

En esta línea, el primer obstáculo al que se enfrenta un emprendedor con frecuencia es la falta de financiación y la necesidad de buscarla.

A pesar de que la figura del inversor privado se está extendiendo en los últimos años, sigue siendo una gran incógnita y muchos emprendedores no saben sacarle todo el partido.

La entrada de un nuevo inversor en la empresa, supone diversos cambios y es por ello que debemos seleccionar bien a quién elegir. El estar deseoso de que alguien invierta en tu idea no quiere decir que no haya que detenerse a la hora de elegir al inversor. Un inversor va a seleccionarte entre diversas ideas, ¿por qué tú no vas a seleccionar entre diversos inversores? Por ello es importante que tú te plantees una serie de cuestiones, como ¿qué nos puede aportar un nuevo inversor a nuestra startup?

Experiencia: un aspecto fundamental que te puede aportar un inversor privado es su experiencia. Cuando te encuentras en las primeras fases de tu proyecto, es un plus contar con un socio experimentado.

Networking: a la hora de buscar socios, es bueno escoger alguien completo, que además de todo su know how, nos aporte toda una serie de contactos en los que nos podremos impulsar.

Asesoramiento: toda una mezcla de conocimientos y experiencia. El nuevo socio puede aportarte consultoría especializada, conocimientos de marketing, asesoría en aspectos legales…

Gestión, a diferencia de una inversión a modo de préstamo, el nuevo socio inversor puede participar en la gestión de la empresa, en la toma de decisiones y en todos los aspectos oportunos.

Algunos consejos financieros para Emprendedores

Tú, no sólo vas a elegir a un inversor, tienes que saber convencerle de que invertir en tu idea va a ser su mejor opción y lo que es más difícil, tienes que saber mantenerle a lo largo del tiempo. Para ello tienes que:

Ofrecer una buena rentabilidad, aunque en un primer momento no sea lo más fácil de conseguir, tienes que atraer a los inversores.

Tener flexibilidad a la hora de negociar, saber llegar a un buen pacto, aunque tengas que ceder en alguna de tus condiciones.

Búsqueda de capital para cubrir al menos un año, tiempo suficiente para lanzar tu negocio y que empiece a generar beneficios.

Especificar bien dónde va destinada la inversión, tu socio tiene que tener claro el resto de capital con el que partes y qué necesidades va a cubrir su inversión.

Dejar claro el tipo de participación del nuevo inversor en la empresa. Ni todos los socios quieren tener el mismo tipo de participación en el negocio ni la participación proporcional va a suponer la misma responsabilidad.

No inflar números, tienes que tener claro que una base importante de un negocio es la claridad y la sinceridad. No puedes hacer creer lo que no hay.

Objetivos de la devolución, debes plantearte qué opción te interesa más, lo más probable es que si estás empezando, te interese más ofrecer unos objetivos a largo plazo.

En SociosInversores unimos emprendedores con inversores. Si tienes un proyecto empresarial o quieres participar en un proyecto que le genere rentabilidad, no dudes en contactarnos.

Ana Barreda Carretero
www.sociosinversores.es
emprendedoresinversores.es
@sociosinversore