Introducción al Corporate Venturing: qué es, beneficios y ejemplos

Introducción al Corporate Venturing: qué es, beneficios y ejemplos

¿Qué es el Corporate Venturing?

El “Corporate Venturing” o “Corporate Venture Capital” es un nuevo modelo de emprendimiento de carácter híbrido en el que se combinan las ventajas de contar con el respaldo de una gran empresa con la innovación y motivación que trae consigo una startup. Se establecen sinergias y la una se nutre de las cualidades de la otra en una colaboración mutua y constante.

De este modo, la empresa traslada a la startup su experiencia y conocimiento, le da acceso al mercado y pone a su disposición todos sus recursos, infraestructura, capital y capacidad de producción. De la misma manera, la startup traslada a la gran empresa su motivación, pasión y ganas de romper moldes, así como su capacidad de gestionar el riesgo y encontrar nuevos mercados.

En la actualidad, la innovación y ganas de evolucionar e ir un paso más allá que llevan consigo los emprendedores se ha convertido en un elemento diferenciador que aporta valor añadido y competitividad, y esto no ha pasado desapercibido por grandes compañías que lo ven como una oportunidad para reciclarse, actualizarse y ofrecer algo nuevo y tentador a sus clientes. En España esta forma de emprendimiento es muy reciente, pero en Estados Unidos se calcula que alrededor del 60% de las empresas ya la han incorporado en su estructura como una nueva vía de negocio.

Objetivos del Corporate Venturing

Los principales objetivos de establecer una estrategia de Corporate Venturing podríamos resumirlos en 5 puntos:

  1. Descubrir nuevos modelos de negocio basados en el uso de las nuevas tecnologías.
  2. Cambiar la cultura corporativa de la compañía llevándola hacia la transformación digital y los nuevos ecosistemas emprendedores de las sociedades del siglo XXI.
  3. Reclutar talento joven que dote a la compañía de un atractivo nuevo de cara a clientes, empleados, socios, inversores, etc.
  4. Ganar agilidad en la metodología de trabajo, optimizando los procesos y reduciendo los tiempos en la resolución de problemas.
  5. Destacar en innovación como elemento diferenciador de su competencia.
Uno de los objetivos del Corporate Venturing es reclutar talento joven que dote a la compañía de un atractivo nuevo de cara a clientes, empleados, socios, inversores, etc.

Uno de los objetivos del Corporate Venturing es reclutar talento joven que dote a la compañía de un atractivo nuevo de cara a clientes, empleados, socios, inversores, etc.

Corporate Venturing interno vs. Corporate Venturing externo

Debemos diferenciar entre dos tipos de Corporate Venturing que nos podemos encontrar hoy en día: el interno y el externo.

El Corporate Venturing interno es aquel que surge dentro de la misma organización, ya sea desde dentro de sus departamentos de I+D o con la creación de startups ex profeso para el desarrollo de determinadas actividades clave para la compañía madre. Sea como sea, todos los recursos y herramientas que se utilizan para el desarrollo de la innovación provienen directamente de la propia empresa.

Por el contrario, el Corporate Venturing externo se lleva a cabo en forma de colaboración externa con la startup (ésta, por tanto, no forma parte de la misma organización). Esta colaboración surge de la incapacidad de la empresa tradicional por encontrar la innovación desde dentro y por la necesidad de explorar nuevos modelos de negocio que impulsen su actividad.

Beneficios del Corporate Venturing

Los beneficios que tiene el Corporate Venturing para las grandes empresas son varios. Les permite captar talento, tecnología y nuevos modelos de negocio pudiendo dar cobertura a sus necesidades de innovación para seguir siendo competitivas en el mercado. Aprovechando nuevas oportunidades podrán conquistar nuevos mercados y crecer.

Los emprendedores y sus startups también se ven beneficiados en este modelo de colaboración. El principal beneficio que obtienen es que reducen el riesgo implícito a la creación de una nueva empresa tecnológica. Al contar con el acompañamiento y mentoría de una gran organización disponen de una serie de recursos que de otra forma difícilmente tendrían acceso. No solo económicos, sino de todo tipo como son su infraestructura, su red de contactos, su mercado, etc.

El Corporate Venturing permite a las empresas captar talento, tecnología y nuevos modelos de negocio pudiendo dar cobertura a sus necesidades de innovación.

El Corporate Venturing permite a las empresas captar talento, tecnología y nuevos modelos de negocio pudiendo dar cobertura a sus necesidades de innovación.

Aspectos a tener en cuenta

Como se dice popularmente, “no es oro todo lo que reluce” y es que, como cualquier otra operación financiera, hay ciertos riesgos que se deben tener muy presentes en el momento de querer establecer una colaboración de este tipo. Repasamos a continuación algunos aspectos a tener en cuenta en Corporate Venturing.

No cualquier startup o proyecto emprendedor está capacitado ni tiene el potencial suficiente para conseguir los beneficios que se esperan. Por ello, resulta imprescindible y fundamental realizar un estudio detallado de ambas partes. Por lo que respecta a la empresa tradicional, es importante conocer sus necesidades actuales, los planes de innovación que tienen en marcha (o planean lanzar) y cuáles son sus metas a largo plazo. En cuanto a la startup, resulta vital tener un conocimiento total de la rentabilidad del proyecto, tanto a nivel financiero como a nivel estratégico, para que la empresa pueda invertir con conocimiento de causa y con total seguridad.

Debemos recordar que el objetivo del Corporate Venturing es que tanto empresa como startup salgan beneficiadas favoreciéndose mutuamente. Y es que el riesgo principal en el que pueden incurrir muchas organizaciones es el de acabar “comiendo” a la startup a modo de adquisición al estilo más tradicional, lo que podría dar lugar a un estancamiento si el proyecto emprendedor acaba adoptando los procesos de trabajo arcaicos de la compañía madre.

Hay que mantener una actitud de Win-Win y fomentar una relativa independencia con el propósito final de la colaboración siempre en mente: la innovación. De lo contrario, la startup podría diluirse en un mar de burocracia y lento trabajo que no llevaría a buen puerto ni a una ni a otra parte.

No obstante, tampoco debe haber un alejamiento excesivo ya que la empresa podría acabar siendo un simple inversor más, al estilo de un business angel. De lo que se trata, como comentamos al inicio de este artículo, es que ambas partes, empresa y startup, se beneficien mutuamente de las ventajas de una y otra.

Ejemplos de Corporate Venturing

Aunque en España el Corporate Venturing aún no es una forma de innovación muy extendida, las principales grandes empresas del país se van acercando cada vez más a los emprendedores mediante el lanzamiento de distintos programas. En Estados Unidos, por el contrario, es una fórmula ya bastante extendida.

Os dejamos a continuación tres ejemplos de Corporate Venturing:

  • Google: Google Ventures, la rama inversora de Alphabet Inc. (anteriormente denominada Google Inc.), ha tenido, desde su fundación hace ya 10 años, uno de los portfolios de startups invertidas más importantes del mundo. Ofreciendo no solo financiación, sino también su soporte en marketing e imagen. Su número de inversiones se cuentan por decenas, entre las más importantes se encuentran Uber, Lime, HubSpot, Medium, Slack, Cloudera, Editas Medicine (Premio Princesa de Asturias 2015 de Investigación) o Secret Escapes.
  • Banco Sabadell: Ha creado BStartup, un programa para apoyar a jóvenes empresas innovadoras y tecnológicas a desarrollar sus proyectos con el fin de que el banco se pueda nutrir de sus avances. Entre las empresas que ya cuentan con el apoyo de Banco Sabadell se encuentran Boxmotions, Carnovo, Exoticca, ProntoPiso o Signaturit.
  • Mercadona: La conocida marca de supermercados también capta talento a través de su programa “Lanzadera”, con el que ha impulsado más de 200 proyectos de emprendedores en 5 años. Los seleccionados en el programa gozan, aparte de financiación, de casi 1 año de formación, asesoramiento y unas instalaciones en las que desarrollar su idea, conviviendo con el resto de empresas en un entorno de coworking. Entre las empresas que han pasado por Lanzadera se encuentran Sepiia, Waynabox o Airhopping.
BStartup, de Banco Sabadell, es un ejemplo de Corporate Venturing en nuestro país.

BStartup, de Banco Sabadell, es un ejemplo de Corporate Venturing en nuestro país.

Si estás pensando en impulsar tu empresa y crees que el Corporate Venturing puede ser una buena fórmula para obtener ese plus que necesita tu organización, contáctanos en el teléfono 935 18 53 85 o envíanos un e-mail a info@delvy.es y te informaremos, sin compromiso, sobre todo lo que necesitas saber acerca de este modelo de cooperación e inversión empresarial.